EPOC

 

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), es un padecimiento respiratorio crónico y altamente incapacitante que, a nivel mundial, afecta a más de 600 millones de personas y ocupa el cuarto lugar como causa de muerte en el mundo.


En México, el problema se presenta en dos grupos específicos de la población: fumadores y en menor grado, en mujeres que cocinan con leña. La principal manifestación de esta enfermedad es la dificultad para respirar y se presenta después de los primeros 10 años de adicción al tabaco, con un consumo de 10 o más cigarrillos por día, pues a diferencia de otros órganos, el pulmón se degenera rápidamente. Por ello, la persona que fuma acelera este proceso de degeneración en la función pulmonar. Sin embargo, la predisposición genética para presentar esta enfermedad es muy importante.


La EPOC es una enfermedad que causa incapacidad física, los pacientes dependen del consumo de oxígeno de por lo menos 18 horas al día, lo cuál limita sus actividades cotidianas.


Para los neumólogos (especialistas en enfermedades pulmonares) lo primordial es lograr un diagnóstico preciso y un tratamiento efectivo para los pacientes y con ello una mejor calidad de vida a través del uso de nuevos medicamentos y con una nueva técnica como es la rehabilitación pulmonar.


Las enfermedades pulmonares crónicas como la EPOC, conllevan a una afección del corazón, que se conoce como interacción cardiopulmonar.


Hasta ahora, la prevención es el mecanismo ideal para evitar esta enfermedad, ya que el consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante en la aparición de la EPOC. Por tanto, debe evitarse su uso y, en el caso de quienes ya son consumidores, disminuir la prevalencia de tabaquismo en fumadores que aún no la padecen. Pero en el caso de los pacientes que la padecen con alteración de la función pulmonar se les realiza una espirometría, la cual, muestra una obstrucción al flujo aéreo.


Para conseguir los mejores resultados se necesita erradicar el uso del tabaco y modificar la alimentación del paciente con EPOC y, además, darles rehabilitación pulmonar, en caso de ser necesario y aplicar inmunizaciones con vacunación antigripal y antineumocócica.

Última modificación :
lunes 18 de enero de 2016